Bajando de peso con los videojuegos

Si has querido bajar esas libritas demás desde hace mucho pero nunca te decides a ir al gimnasio, este artículo es hecho para tí porque he descubierto la manera perfecta de bajar 50 libras jugando videojuegos por dos meses y sin esfuerzo. O eso te diría si fuera uno de los tantos estafadores que te venden locuras y después te echan la culpa por “no seguir todas las instrucciones”, y cuando ves las instrucciones, resulta que tenías que hacer una dieta de 500 calorías diarias y hacer 2 horas de ejercicio al día. Bueno, ya quisiera yo que jugar videojuegos me ayudara a tener control de mi peso, pero lastimosamente a veces lo contrario es lo que sucede.

Perder peso requiere esfuerzo y determinación. Así como cuando queremos vencer al jefe final en un JRPG pero nos ha arrastrado varias veces y sabemos que toca ir a hacer “grinding” para subir de nivel. Toca hacer esa tarea porque si nuestro héroe subiera de nivel por sí solo, sería el peor juego de la historia. En la vida real el grinding no es tan divertido, y puede ser doloroso, pero la satisfacción de llegar a la meta es más grande que vencer a 1000 jefes finales. Como alguien que lo ha vivido puedo decir que perder más de 50 libras se siente casi como obtener superpoderes. Modestos superpoderes, pero superpoderes de todas formas.

Por lo menos son mejores poderes que los de Mati

Como los videojuegos son una parte importante en mi vida, cualquier cambio grande que haga en mi rutina tendrá que ver con los videojuegos de alguna forma. Si digo que voy a aprender Mandarín o a bailar tap, y esto no impacta en nada mi rutina de juegos, entonces en realidad no quiero aprender y esa resolución ha muerto junto al 99.9% de las resoluciones de año nuevo que hace todo el mundo. Ojalá pudiera agregarle horas al día para poder hacer ejercicio y seguir jugando tanto como siempre pero como el reloj no funciona así, mágicamente hemos descubierto la primera forma en que influyen los videojuegos: jugando menos. Por favor, no sacrifiques los juegos completamente, pero con un poco de balance se puede agregar algo de tiempo a la actividad física. Sólo asegurate de sudar en serio para tener mejores resultados. Eso de buscar Pokemon en Pokemon Go por 20 minutos bajo la sombra ayuda pero no basta.

Estos gimnasios no te ponen a sudar

No siempre el gaming y el ejercicio tienen que estar separados, de hecho puedes convertir el proceso en un juego para alcanzar metas. Yo usé un cuenta pasos (podómetro) y una meta diaria, mientras no seas un Kirby glotoneando por todos lados, tratar de cumplir tu meta todo el tiempo te mantendrá por buen camino. Aquí hay dos puntos que puedes convertir en “juegos”. 1) tu actividad física y 2) tu consumo de alimentos diario. Sácale provecho a esa supercomputadora llamada Celular y consigue un par de apps que te ayuden a llevar el control. Admito que este juego no es más divertido que God of War o League of Legends, pero es algo, y en poco tiempo se volverá tan automático como poner a Ken a hacer un Hadouken. No digo que a Ryu porque Ken es más cool (siempre lo será). Hay apps de todo tipo así que sólo debes usar un poco tus Google-poderes y estarás listo (esos poderes también son mejores que los de Mati).

Toca encontrar su propia motivación, ¿no?

Por último debo mencionar el videojuego quema calorías por excelencia: Just Dance. Si eres hombre quizá este es el momento en el que dejas de leer, así que me dirigiré a las damas que continúan leyendo. Si no has jugado Just Dance a estas alturas, es todavía mejor que cuando te aprendías las coreografías de N’Sync y Backstreet Boys, porque el juego te va guiando y dando puntos si lo haces bien. Al principio puede ser un poco frustrante, especialmente si tienes la coordinación de una patata, como yo, pero cuando te aprendes los pasos y puedes “bailar” fluidamente, acumularás pasos, sudarás y quemarás calorías mientras te diviertes, especialmente si bailas como el panda. Ese es el objetivo, baila como el panda.

El mejor entrenador personal que he tenido.

No te puedo garantizar que este método sea infalible, pero para mi funcionó con rapidez inesperada. Sólo te recomiendo que lo hagas con seguridad; no te mates de hambre y consulta a un médico. Lo que sí te puedo asegurar es que bajar de tallas es mucho más emocionante que ganar trofeos en PSN, especialmente cuando tu motivación es positiva. Yo lo hago para prevenir una posible diabetes, porque eso de perder extremidades en la vida real no parece tan divertido como en Mortal Kombat; pero si tú lo quieres hacer para ponerte un traje de baño, ¡perfecto!, allí están las herramientas. Sácale el jugo a ese celular, compra un Just Dance barato y ponte a sudar un poco. Para esto no necesitas una resolución, sólo hazlo. Te puedo jurar, con mi propia experiencia perezosa, que se puede lograr y sin gastar un real en el gym. Sólo falta tomarlo en serio sin matarte en el proceso y soltar el control un rato.

Escrito por: Arquimedes Quintero

Arquimedes es un gamer apasionado, amante de Peter Molyneux y Zelda. Ejercita sus poderes naturales de nerd con una saludable dosis de gaming, comics y libros al ritmo de metal.