Empezamos un nuevo año, y como sucede con cada año que se va, hablamos de lo mejor que hemos jugado en los 365 días pasados. Es una práctica divertida, hasta que te das cuenta que no tienes de qué hablar porque te la pasaste todos esos meses jugando una sola cosa. Tanta diversión y tantas experiencias compartidas, que no le importan a nadie que no esté interesado en ese juego que tanto te apasiona.

Pasa con todas las premiaciones de videojuegos anuales. Ves la lista de nominados en diferentes categorías y te das cuenta que no has jugado ni el 50% de lo que ves allí (felicidades si a tí te va mejor). Te dices que no tienes tanto dinero ni tiempo para jugar tanto, y otras excusas por el estilo, que aunque pueden ser ciertas, ignoran que también pasaste la mitad del año concentrado en no avanzar ni experimentar algo nuevo sino en regresar a inserte su juego de adicción favorito aquí.

No Man's Sky

Hay algunos juegos en los que puedes perder mucho tiempo.

Sea Overwatch, Fifa, Destiny, Rainbow Six Siege, Monster Hunter o cualquier sabor de entretenimiento digital que tiene el poder de robarte meses, hasta que llega el punto en que te toca decidir si quieres formar parte de la conversación o seguir con tu adicción favorita. Mi adicción del momento es Rainbow Six Siege. Fácilmente uno de los mejores juegos que he jugado en mi vida gamer, con tantos recuerdos de partidas con amigos que nos dejaban gritando de emoción con cada victoria o derrota sufrida. Valoro esos recuerdos pero luego miro mi estante y allí me reprochan Until Dawn, Battlefield One, Street Fighter V y The Witcher. “¿porqué nos abandonaste?, tanto gastaste en nosotros para usarnos por dos horas y después quedarte con ese juegucho noche tras noche?” y luego me engaño diciendo que algún día los jugaré todos, mientras empiezo otra partida de R6S.

Este es mi tiempo, con un solo operador, de 28 en total!

Dijo Winston Churchil que “Un fanático es alguien que no puede cambiar su mentalidad ni tampoco cambiar de tema”. Sir Churchil no se refería a los que simplemente les gusta algo sino a los que son molestos al respecto. A esos que te dan ganas de bloquear de Facebook porque sólo hablan de una cosa. A esos a los que no les puedes hacer comentarios contrarios sobre su juego/película/cómic favorito porque te sepultarán en tanta verborrea y teoría oculta que te dejan preguntándote si tú jugaste/viste/leíste lo mismo que ellos o una versión pirata. Así que acepto ahora, señor Churchil, que yo soy un fanático de Rainbow Six Siege. No puedo cambiar mi opinión de que es uno de los mejores juegos del año y no puedo parar de jugarlo. Tal vez.

“Parece que Churchil me bloqueó en facebook” – Hitler

El 2016 fue un año especialmente falto de variedad para mí. Muchas horas invertidas en el shooter ya mencionado y también salió un nuevo Monster Hunter. Si no conoces Monster Hunter sólo debes saber que es un juego en el que está bien que gastes 300 horas… para que puedas decir que pasaste el tutorial. El 2017 será diferente porque sino no tendré temas para conversar o escribir aquí. Será diferente porque no quiero ser como esos amigos de facebook que sólo ponen fotos de sus hijos o de Star Wars o de Fanart de Overwatch y más nada. Muy bien que te guste algo pero en serio, varía un poco, ¿no?.

Darth Vader Force Choke

“Tu falta de variedad me resulta inquietante” – Darth Vader

Este año me rehúso a ser un fanático. Bien por los que les basta vivir en un túnel pero hoy decido que dejaré de jugar… para poder jugar otras cosas. Dejaré de jugar para poder leer. Dejaré de jugar para hacer más ejercicio. Dejaré de jugar para escribir más. Dejaré de jugar para terminar varios juegos de mi backlog y darle valor a mi dinero. Dejaré de jugar para empezar a lograr, porque este año tengo varias metas que alcanzar, y si no empiezo, pues, no acabo.

Escrito por: Arquimedes Quintero

Arquimedes es un gamer apasionado, amante de Peter Molyneux y Zelda. Ejercita sus poderes naturales de nerd con una saludable dosis de gaming, comics y libros al ritmo de metal.