El día que me presentaron a Zangief

Lo recuerdo como que fuera ayer. 14 de Mayo de 1992, todo el mundo estaba hablando de Street Fighter II, era para nosotros algo nuevo un juego de pelea! En principio nos pareció tonto y algo egoísta: un juego donde solo peleabas contra otro personaje sin una aventura o pasar un mundo? Ya habíamos jugado antes un juego de pelea, bueno; más o menos, Double Dragon, pero al fin al cabo era un juego de aventura que incluía un modo de pelea! Solo eso.

Todos en mi barrio jugábamos SF pero yo era uno de los pocos que hacia algo más, algo más que el combo más viejo en la historia de los juegos de pelea: Patada Arriba, Patada Abajo, a mí me salía el Hadoken y en alguna que otra rara ocasión algún Shoryuken. En aquel entonces con el Hadoken era suficiente para mantener a la mayoría de tus contrincantes atrás y muy pero muy molestos! Eras casi un Dios!

John Capcom

John Capcom

Como la mayoría de la gente empecé a jugar SF con los clásicos Ryu y el glorioso Ken Masters. Por qué? Realmente no lo sé! Asumo que debe ser alguna combinación entre la apariencia tipo héroe de las películas de los 80’s o el hecho de que son los personajes que se ven más aptos para saltar en todo el juego. En la vida real he visto muy poca gente saltar mientras pelea pero por alguna extraña razón es lo que esperamos en una pelea virtual. En los videojuegos se ve como lo más apropiado.

En mi grupo de amigos solo había una persona que podía vencerme cuando salió el juego. En la mayoría de las ocasiones perdía contra esta persona pero siempre eran reñidas las batallas. Mi mundo era pequeño y pensaba que yo era bueno hasta que un día fui a visitar a un amigo de la escuela a su casa. Apenas entré vi un Súper Nintendo con nada más y nada menos que SFII. Los ojos me brillaron, lo rete, él sonrió luego dijo las palabras que me quedarán grabadas en mi pequeño cerebro gamer de por vida: “Ahmed preséntale a Zangief”.

Me reí por dentro ya que Ahmed era unos 4 años menor que nosotros y en esa época un niño. Jamás un niño podría ganarme jugando videojuegos y mucho menos con Zangief; que era grande, gordo, lento y para colmo no tiraba ningún tipo de Hadoken. Pan comido.

“Estas seguro? Le pregunte.
No prefieres jugar tú? Los dos rieron, se miraron y empezamos a jugar.”

No puedo explicarles con justicia lo que paso aquel día. Literalmente en la primera pelea no tire un solo Hadoken, mucho menos lo toque, dos indiscutibles “PERFECTS”. Así pasaron unas buenas 10 peleas y como todo el idiota que soy trate de buscar cual era el GLITCH que me hacía perder así porque simplemente Zangief no me podía ganar así y menos con un niño usándolo!
Cambie a Ryu, pensando que este saltaba más (idiota!), sería invencible en el aire. Alguna vez han visto a Zangief saltar? Yo sí! Y fue horrible, HORRIBLE!!!

No gané ni un solo round ese día, ya en ese entonces Ahmed hacia combos y largos (a mi ni me salía el Shoryuken), casi todo terminaba en el maldito Pile driver. Hasta el día de hoy le agradezco a John Capcom el no haber introducido las especiales en SFII ya que seguramente el FINAL ATOMIC BUSTER me hubiera retirado de los videojuegos!

Seguramente trabajaría en la Nasa si esto hubiera existido en aquel entonces

Nunca le he ganado a Ahmed, ni una sola pelea y muy pocos rounds. No jugué contra él por años y cuando lo hice nuevamente fue en SF Alpha 3, lo primero que le dije fue: “no uses a Zangief” y procedió a presentarme a Guile pero esa es otra historia!

Escrito por: Alexis Mootoo

Es el mejor jugador de Virtua Fighter en la historia de la bolita del mundo por los siglos de los siglos amen. Inventó el Chimichurri dulce y el Sega Dreamcast, la misma semana! Es tan guapo que las vacas duermen de pie! Apoyara a los Bills hasta que ganen el Super Bowl! No le gustan los camarones (Wakala), ni que le peguen con un bate.