Estado del Gaming: Tengo el Plato Lleno.

Ya casi termina marzo y eso significa que ya salió Monster Hunter y Bioshock Infinite. Especialmente Bioshock es un tipo de juego que no puedo dejar pasar, pero por ahora mi atención la tiene el nuevo, brillante y sumamente intrigante XCOM: Enemy Unknown. Consigo jugarlo hasta ahora porque durante su lanzamiento estuve jugando otras cosas, y además salió en un mes que compartía con Resident Evil 6, Assassin’s Creed 3, Dishonored y otros juegos de alto perfil. Muchos juegos tratando de salir justo antes de Call of Duty, para no ser eclipsados. La elección no es fácil y para muchos sólo se puede elegir uno del montón.

El año 2013 ha arrancado con una explosión de juegos de alta calidad. En los primeros tres meses se han lanzado juegos muy esperados como DmC, Metal Gear Rising Revengeance y por supuesto Ni no Kuni. No se puede dejar de mencionar las varias secuelas con muchos seguidores como Dead Space 3, Crysis 3 y Tomb Raider. Y hay varios buenos juegos más que no escribo aquí, pero que son importantes en la industria.

Digo esto porque estoy en medio de Ni no Kuni. Adorando su ambiente y su encantadora historia, por lo que trato de ignorar todas las demás tentaciones del mercado que harían que deje un juego más sin terminar. Con Ni no Kuni tengo una relación seria y estable (puro love)… por el momento. Pero ya no puedo ignorar a XCOM.

A menos que uno sea un millonario desempleado, no hay tiempo ni dinero suficiente para jugar todos los juegos

“A ver novato, ¿qué hago contigo? vas para la pila de juegos sin terminar. No me mires así Fallout New Vegas, que ya llegará tu momento, ¡mira que Rage no se está quejando!” – sonó el monólogo de loco que corrió en mi cabeza hace unas semanas cuando el juego llegó. Me propuse colocar al nuevito al tope de la pila y prometí hacer tiempo para él mientras balanceo mi búsqueda por los trofeos de Ni no Kuni.

Este dilema seguro no es sólo mío. A medida que esta generación sigue acumulando lanzamientos en sus 7 años de duración, más crecen las colecciones de los fanáticos de los juegos de video. Seguro que no soy el único que ha dejado juegos sin terminar, o incluso sin siquiera empezar.

Como gamers, mientras balanceamos nuestra vida profesional, educativa y familiar, en realidad el tiempo para gaming es una especie de lujo que queremos dedicar a ese juego que tiene una historia que nos ha atrapado, o a la caza del trofeo más difícil o simplemente al multiplayer que nos tiene fascinados. Encima, seguro hay otro juego que también queremos jugar pero toca dejarlo en la cola para después. Toca aprender a balancear el tener felices a las novias virtuales de Catherine o Persona 4 mientras mantenemos feliz a la novia o novio del mundo real (pro tip: a la del juego se le puede poner pausa).

[quote_box author=”” profession=””]”Como gamers, mientras balanceamos nuestra vida profesional, educativa y familiar, en realidad el tiempo para gaming es una especie de lujo”[/quote_box]

Para algunos la decisión es fácil: “Compraré el último Fifa y juego futbol todo el año, o compro el último Battlefield y con el multiplayer ya no tengo que comprar más nada”. Para muchos otros hay factores que se combinan para empeorar esto, como el crecimiento del backlog (colección de juegos pendientes), además del hecho de que los juegos viven ahora más que antes (¿alguien para una partida de Team Fortress 2?) y los constantes lanzamientos excelentes del mercado hacen que cada vez sea más difícil justificar el gasto en más juegos nuevos.

A menos que uno sea un millonario desempleado, no hay tiempo ni dinero suficiente para jugar todos, por lo que caemos en las opciones del arte milenario del intercambio de juegos, en el alquiler de juegos, en la compra culpable de juegos que no completamos o en la resignación de que mejor me quedo tranquilo con los juegos que regala el PSN Plus y no compro más. Más bien creo que quedamos en una combinación de todas.

¿Cómo hacen los gamers para manejar este balance?, ¿será que yo soy el gamer más pobre?, ¿será que soy el único gamer que necesita dormir por lo menos 3 horas por noche?, ¿de qué parte del digimundo se sacan el tiempo algunos gamers para andar cazando trofeos?, ¿alguien me podrá pasar la receta de café con chimichurri para aguantar más horas de gaming?

Agradeceré sus comentarios, consejos, invitaciones a grupos de ayuda para gamers con sentimientos de culpabilidad y demás organizaciones benéficas. Ah, y una confesión: es por esto que me dan miedo los MMO.

Escrito por: Arquimedes Quintero

Arquimedes es un gamer apasionado, amante de Peter Molyneux y Zelda. Ejercita sus poderes naturales de nerd con una saludable dosis de gaming, comics y libros al ritmo de metal.