F***** daltonismo!

A diferencia de la mayoría de los deportes, el gaming (sí, el gaming es un deporte… al menos en Estados Unidos) puede ser jugado por casi cualquier persona, sin importar tu condición física, edad, estado mental, clase social, gustos de comida, color de cabello, si usas hilo dental o no, etc.

Mis amigos me dijeron que esta imagen es muy graciosa. No le veo la gracia, literalmente.

Mis amigos me dijeron que esta imagen es muy graciosa. No le veo la gracia, literalmente.

Pero algunos gamers tienen ciertas discapacidades… Algunos tienen artritis, a otros se les cansan rápido los ojos, y a algunos pobres incluso les sudan las manos y no pueden agarrar bien el control y para colmo son discriminados(pobres, aunque tampoco los dejaría jugar con uno, wakala!). En mi caso, mi “discapacidad” es ser daltónico.

HORA DE LA LECCIÓN DE CIENCIAS! El daltonismo es una condición genética en la que la persona no puede ver “bien” los colores, ya que los receptores de luz que interpretan los colores en sus ojos no funcionan al 100% o están dañados por completo. En mi caso, mi tipo de daltonismo se llama “tricromacia anómala”. ¿Qué significa esto? Que técnicamente puedo ver “bien” los colores, pero muchos los confundo, especialmente los tonos de rojo y verde.

Juegos como Zuma son horribles para mí, por la necesidad de emparejar las esferas de color iguales, y siempre perder por “creer que el amarillo era verde”.

El enemigo natural del daltónico urbano.

.

Esto no me presenta muchas dificultades en mi vida diaria, ya que simplemente no sé como se supone que “debe” verse el mundo porque nací con esta condición, pero usualmente con los videojuegos la historia es diferente. Cada juego es una sorpresa para mí, no solo por aprenderme los controles, el gameplay, y demás cosas, sino porque además tengo que adivinar si estoy viendo “bien” o no el color que creo. Juegos como Zuma son horribles para mí, por la necesidad de emparejar las esferas de color iguales, y siempre perder por “creer que el amarillo era verde”. O en juegos como Battlefield 3 y Call of Duty, el radar no era para mí más que una horrorífica pesadilla en la que todos eran amigos y enemigos al mismo tiempo; la única forma de estar seguro era dispararle a todo lo que vieras hasta que muriera, o me diera cuenta de que las balas no le hacían daño (cuando el friendly fire estaba apagado, si estaba encendido, lo más probable era que me botaran del server por matar a mis compañeros).

“El radar de Schrödinger”, según los daltónicos

Últimamente ha habido juegos que son bastante considerados con los daltónicos, e incluso incluyen un “modo daltónico” donde los colores son cambiados para evitar problemas como estos. Pero de igual forma, esto no evita que muchas veces me pierda un poco en la riqueza del diseño de un juego por no lograr discernir de todos los colores, o esté jugando este gran juego de estilo “puzzle” y como está centrado en combinar colores y no formas o figuras, me confunda, pierda el juego que me tomo más de 25 minutos ya, y no pueda evitar gritar con una intención proveniente de lo más profundo de mi alma: “F***** DALTONISMO!”

Por más que me encante Might & Magic: Clash of Heroes, no puedo evitar pensar que el developer odia a los daltónicos.

Escrito por: Jaime Sugasty

Jaime Sugasty es un tipo simple. Gamer, cinéfilo, amante de la música electrónica y hace tremendos sandwiches. Un completo experto en Assassin's Creed, Halo y Dance Dance Revolution. Todavía esta esperando Star Wars Battlefront 3 y el día en que conocerá a Hideo Kojima-sama.