beats-destiny-header

¡A todos nos gusta la música! La música tiene el poder no solo de entretenernos sino también el de transportarnos a ese lugar en el cual nos encontrábamos aquella vez que escuchamos una canción la primera vez, o aquel momento o persona especial que relacionamos con alguna canción especifica.

Por esto es que para nosotros en Hablemos en Bits es tan importante la música en los videojuegos, no solo ayuda a crear el ambiente perfecto en un juego, sino que al pasar de los años nos ayuda a recordar con amor aquellas infinitas horas de birria invertidas en tu juego favorito; ¿y por qué no?, hasta en aquel  mal juego que simplemente no podías dejar de jugar.

Por eso y para ustedes decidimos traerles todas las semanas HABLEMOS EN BEATS: aquellas canciones que para nosotros fueron (son) lo máximo en los videojuegos. Para hacerte llegar aquellos canciones que quizás no tuviste la oportunidad de escuchar o llevarte nuevamente a la época en que las escuchaste.

ESTAMOS SEGUROS QUE NO SOMOS LOS UNICOS QUE ESCUCHAMOS MÚSICA DE VIDEOJUEGOS EN EL CARRO A TODO VOLUMEN.

Destiny

Si Star Wars tuviera un hijo con World of Warcraft y este hijo tuviera un hijo con la hija de Halo y Call of Duty este niño se llamaría Destiny. Ok puede que haya exagerado un poco con esa declaración. Pero Destiny es un buen juego y mucho más cuando lo disfrutas con tus amigos.

Cada día que pasa; Bungie, nos hace tragarnos nuestras palabras (que realmente no estaban tan lejos de la realidad cuando salió el juego) y nos hace conectarnos más y más para tratar de salvar el mundo con nuestros amigos.

No podemos más que admirar este tema:

Recuerda comentar que opinas de esta pieza y enviarnos alguna canción que desees ver aquí en el futuro.

Escrito por: Alexis Mootoo

Es el mejor jugador de Virtua Fighter en la historia de la bolita del mundo por los siglos de los siglos amen. Inventó el Chimichurri dulce y el Sega Dreamcast, la misma semana! Es tan guapo que las vacas duermen de pie! Apoyara a los Bills hasta que ganen el Super Bowl! No le gustan los camarones (Wakala), ni que le peguen con un bate.