Kratos es un metalero

Kratos-metalero

Cualquiera que haya tratado de clasificar el sonido de una banda en un género musical se ha dado cuenta que es más fácil clasificar cuánto duelen las mordidas de perro por raza, edad y color que decidir si una banda es Rock, Hard Rock, Heavy Metal, Death Metal, Hardcore, NuMetal o cualquier otra combinación que se hayan querido inventar ahora. Al final, clasificar perfectamente a una banda de rock pesado es casi imposible. Si la banda usa una distorsión pesada, usa sintetizador o si su cantante canta melodiosamente o con una voz monstruosa, o si hay solos de guitarra, en fin, es complicado y al final no aclaras nada, pero al escuchar la diferencia entre un género y otro, se puede sentir el motivo por el que las dos bandas no se pueden clasificar igual, porque suenan muy diferente.

Kratos estaría como en casa en esta portada

Kratos estaría como en casa en esta portada

En el gaming las clasificaciones son más directas y sencillas, porque los juegos son clasificados por la mecánica que usan para dejarte controlarlos. Si todo lo ves en primera persona y lo que haces es disparar, entonces es un First Person Shooter (FPS), si el juego es de carreras, pues es del género de carreras, y si el juego tiene historia y te permite ver crecer en poder a tu personaje a través de la aventura, bueno, probablemente es un Role Playing Game (RPG). Estas clasificaciones se han ido volviendo menos rígidas con el tiempo, pero el problema con este sistema es que no tienen nada que ver con los sentimientos que los juegos nos transmiten y es por eso que siempre terminamos comparando un juego con otro a la hora de tratar de explicarlo. Una excepción puede ser el género de Survival Horror, pero aparte de eso, al ver un nombre de género no sabemos si el juego busca hacernos reir, llorar, sentir miedo o lanzar el control en frustración. Eso lo tenemos que averiguar con trailers, reviews y el hype general de los demás jugadores.

Mudvayne. La banda de los hermanos perdidos de Kratos

Mudvayne. La banda de los hermanos perdidos de Kratos

Seguramente después de haber leído el título y estos párrafos han deducido el punto que voy a hacer ahora, así que, como el dermatólogo, vamos al grano: Kratos es un metalero; o mejor dicho, God of War es un juego del género Metal. Sí, se puede decir que le cae bien la clasificación de Beat’em Up, pero cuando notas que juegos como Double Dragon, Castle Crashers, Dmc y Metal Gear Raising Revengence (vaya nombre) pertenecen al mismo “género”, te das cuenta que deja de tener sentido el llamar igual a juegos que son tan diferentes, que provocan diferentes sentimientos y cuyas experiencias son tan variadas como la sección de cereales en el super mercado. Y es por eso que una mejor clasificación para God of War es el Metal, y ahora te diré porqué.

So f#ck!ng Metal

So f#ck!ng Metal

La experiencia me ha enseñado que la mejor forma de combatir el cansancio a la hora de manejar es escuchar una buena tanda de música pesada, o por lo menos eso es lo que funciona para mí (si lo que te emociona es Wendy Sulca, pues bien por tí), porque el rock pesado y el metal tienen un efecto que libera la adrenalina, la emoción y te ponen en contacto con algunos impulsos primitivos que la sociedad se empeña en ignorar, y es que esos impulsos son naturales y hay que saber manejarlos. Al fin y al cabo, el stress es la acumulación de esas reacciones naturales al enojo y la presión, cuando esa parte primitiva nos impulsa a golpear algo, romper algo, gritarle a algo o alguien, como inflar un globo hasta que se llena del todo. En ese momento corres el riesgo de que cualquier cosa haga que el globo explote o mejor le puedes dejar salir un poco el aire. Para mí, el rock pesado es una de esas válvulas de escape.

God of War tiene el mismo efecto, no mientras manejo (mientras juegas, no manejes), pero sí en las emociones y la adrenalina que provoca. Sólo juega la escena inicial de God of War 3, pelea contra el mismo Poseidon y al finalizar esa secuencia te sentirás con poder, emoción y deseo de más grandezas; como con un excelente solo de guitarra o una secuencia de poder de una canción pesada, que te puede poner al tope del mundo mientras te eriza la piel. Lo salvaje está allí, y es bueno, bien canalizado.

Baby Kratos

Baby Kratos

Ahora, entiendo totalmente si la música pesada no es lo tuyo. Si prefieres lo que es el ritmo que te haga mover la colita, está bien. A mí también me gustan otros géneros de música, pero al igual que con la música y la variedad de ritmos que me gustan, en el gaming puedo disfrutar tanto de Kirby como de Kratos. Kratos les arranca la cabeza mientras que Kirby flota y se los come vivos (omg!, será que Kirby es metal también?), y es que de la misma forma en que no esperaría que una canción de Slayer le guste a mi mamá, tampoco esperaría que le guste ver a Kratos arrancarle la cabeza a Helios. Al final ambas son formas de arte. Ambas tratan de hacerte sentir algo, de transmitirte ideas o emociones mientras te entretienes y nadie sale herido en el proceso. Kratos te puede sorprender con la fluidez de sus movimientos y su gameplay balanceado, mientras que Slipknot te puede sorprender por la forma de organizar tantos instrumentos musicales y transmitir orden en medio del caos. La rudeza de esas formas de arte no es para todos, pero creo que es de respetar que alguien sea capaz de apreciar intelectualmente maestría del diseño de God of War o la destreza instrumental de Metallica aunque esos géneros no sean de su agrado. Quizá no le gusta mucho entrar en contacto con ese lado primitivo. Es su pérdida, y su derecho.

Kratos no es el único metalero del gaming

Kratos no es el único metalero del gaming. Crédito a electrocereal

Si nos adentramos un poco en el contenido de los juegos de God of War, los temas centrales son la pérdida, la traición, la ira y la venganza. Kratos tiene pocas cualidades redimibles y se mueve como una fuerza de la naturaleza. No está allí para ser juzgado sino para demostrar que hará lo que quiere por el medio que sea, sin importar el costo. A Kratos no le importa si no te gusta lo que él hace y si te metes en su camino (apagas la consola) creo que de alguna forma seguirá su propia misión por sí solo. Personalmente no conozco ningún nombre de género de gaming que te permita describir esos sentimientos fácilmente, tampoco entre los géneros de películas, pero entre los géneros de música, quizá te encuentres algunas canciones de Gangster Rap o alguna canción Country que toque esos temas, pero nada en el mundo encapsula la experiencia que brinda God of War como el Metal. Nada.

"¿Me puedes explicar por qué Scott Pilgrim está en el mismo género que yo?"

“¿Me puedes explicar por qué Scott Pilgrim está en el mismo género que yo?”

De ahora en adelante, preferiré clasificar a God of War como un juego “Metal”. Se lo ganó con actitud. Y es que Kratos mismo encajaría mucho mejor entre los integrantes de Dimmu Borgir que junto a Billy y Jimmy de Double Dragon. Beat’em up? ja!, Kratos es Metalero hasta desde las cenizas de su piel hasta sus huesos. Aunque algo me dice que a él tampoco le procupan las etiquetas. ¿y tú qué piensas?, ¿conoces un mejor género para God of War?

Escrito por: Arquimedes Quintero

Arquimedes es un gamer apasionado, amante de Peter Molyneux y Zelda. Ejercita sus poderes naturales de nerd con una saludable dosis de gaming, comics y libros al ritmo de metal.