Siempre me han gustado los animales, por eso cuando llegué a la universidad, decidí ser Zoóloga. Al mismo tiempo, siempre me han gustado los videojuegos y me llama la atención cuando veo algunos animales que no se ven o no se mueven como los animales reales. Por eso, cuando Horizon Zero Dawn fue anunciado y vi el montón de animales robóticos, decidí que tenía que verlos en acción.

¿Por qué le vas a disparar? No ves que te está saludando?

El juego presenta una gran variedad de animales, entre los que se encuentran los Behemoths que parecen rinocerontes, los stormbird que son una especie de ave, los Scrappers que parecen hienas o los  Tallnecks que son un tipo de girafa gigante y que curiosamente, se mueven y se comportan como el tipo de animal real que parecen ser.

Los robots son tan depredadores como sus homólogos de la vida real, y si entras en su territorio, es mejor estar preparado para ser perseguido o atacado. Los sawtooth acechará tu localización, y los Stalkers utilizarán sus dispositivos de la disimulación para deslizarse sin ser detectado. Los Glinthawks (que parecen buitres) te bombardearán desde arriba, al igual que sus homólogos de la vida real.

Además, no solamente se ven realistas  en lo que se refiere a su instinto depredador, sino también en la forma en que se mueven. Los Snapmaws pueden parecer lentos, pero si te llegan a alcanzar, te van saltar y a tratar de arrancar un pedazo, justo  como los cocodrilos reales. Los Stalkers son súper silenciosos, y no solo porque tienen un dispositivo de camuflaje, sino porque éste se comporta como un leopardo que ha tenido un bebé con un Lobo.

Omg! Quiero 3!

Lo que hace que estos movimientos sean tan realistas es la forma en que los miembros y músculos de cada máquina se mueven en perfecta armonía y responden como lo harían en la vida real. Los omóplatos de los Stalkers se mueven en círculos, como los omoplatos que tienen las panteras de la vida real. El cuerpo de un Snapmaw ondula con el movimiento mientras que arrastra cada lado de su cuerpo adelante con cada paso. Son estos movimientos y la manera en que sus cuerpos trabajan tan naturalmente, que no sólo los hace sentir como simples enemigos, sino como verdaderas bestias. Llega el punto en que dejan de ser sólo robots.

Los he visto más grandes caminando por las calles y comiéndose a los perros callejeros

Otra de las cosas que pude notar, es que no es raro ver los brillantes restos de un Grazer (que parece un tipo de venado) esparcidos en el mundo producto de una pelea con otra máquina. Lo que nos indica que estas máquinas tienen un comportamiento que no gira en torno a Aloy. Ellos viven una especie de vida, recorriendo los campos, cazando y siguiendo su día a día, justo como los animales reales.

Este es mi territorio! Todas las chicas sexies son mías!

Lo que nos lleva ahora a la parte de la cacería. No todos los animales son cazadores solitarios. Puedes vagar por el mundo y tropezar con un robot perdido lejos del resto de la manada pero no siempre va a ser así. Si puedes acercarte a ellos, es posible que puedas derribarlos silenciosamente, pero si te llegan a detectar, las probabilidades pueden cambiar rápidamente en tu contra. Algunas de las máquinas, como los  Longlegs (que parecen avestruces), tienen la capacidad de sonar una alarma y comunicarse con otras máquinas cercanas, señalando su ubicación para que otros puedan unirse a la pelea. Del mismo modo, los gritos de una máquina bajo fuego alertarán a otros del peligro que existe. Grazers galoparán a la distancia, evitando la lucha, mientras que otros, como los Ravagers (que son un tipo de tigre) agregarán otra dimensión a la misma.

¿Es aquí en donde están dando cerveza gratis?

Definitivamente que las personas detrás de Horizon hicieron un muy buen trabajo estudiando diversos tipos de animales reales para la creación de los diferentes robots que vemos en el juego. Definitivamente que da algo de miedo pensar que nuestros animales son tan peligrosos como los robóticos.  Dime ¿Qué te daría más miedo? ¿Enfrentarte a un animal real o a un animal robótico? 

Escrito por: Stephanie Castillo

Geek Girl. Amante de los libros, el rock, los caracoles, los videojuegos y Wonder Woman.