La Navidad cambio. ¿Y yo también?

874

La Navidad cambio

Cuando era niño, la Navidad siempre significo una cosa: Juegos nuevos. Pero ahora que soy un “adulto” (o al menos para la ley), siento que la Navidad ya no es la misma, para mí y para los niños gamers de ahora.

Puede que suene tonto, talvez hasta egoísta, pero desde que descubrí los videojuegos hasta que estaba demasiado grande como para darme pena pedirle dinero de videojuegos a mis padres, Navidad era época mágica del año en la que en una noche comería delicioso, pasaría tiempo con mi familia tratando de entender los juguetes nuevos de mis primos menores, y después llegar a mi casa para jugar ese juego que estuve esperando desde hace meses hasta mi cumpleaños… en Septiembre.

¡Entonces el regalo de Navidad era el más importante del año porque sería en verdad lo que jugaría por prácticamente todo un año! Siempre cambiarias el juego cada par de semanas pero de alguna forma el juego de Navidad era el mejor. Todavía recuerdo cuando tenía 6 años y descubrí que Dios, Santa, el Niño Jesús, los Reyes Magos, Befana, Ded Moroz y un angel vestido de vendedor de videojuegos existían. Mis padres me regalaron Pokemon Stadium para Nintendo 64, junto con el Expansion Pack Y POKEMON RED OOOOH DIOOOOS MIOOOO SOOOY EL NIÑOOO MAS FELIIIZ DEL MUUNDOOO PAPAAAAS LOS AMOOOOOOOOO ESTO ES EL MEJOR REGALO DE LA HISTORIAAA.

Este era yo a los 6 años, para tener una idea de lo emocionado que estaba con mi regalo.

Este era yo a los 6 años, para tener una idea de lo emocionado que estaba con mi regalo.

Y así me fui de Navidad en Navidad hasta que los videojuegos se fueron convirtiendo en calzoncillos, camisetas y billetes de a 20. Pero entonces, ¿Por qué no me molestaba recibir estos regalos en vez de videojuegos?

Bueno, talvez tenga que ver un poco con que si le hubiera hecho una pataleta a mi mama por un regalo teniendo 17 años me hubiera metido un palazo con la escoba, pero también es porque el regalo de Navidad ya no era el único. Ya tenía dinero que conseguía de hacer uno que otro trabajito por aquí y allá, de la “mesada” (léase: papa/mama dame dinero porfiiiii) que me daban mis padres y otros, ¡entonces ahora en vez de dos juegos al año ya iba comprando 6 y 7 y 15! Había perdido el sentido mágico que la Navidad siempre tuvo para mí como gamer, y ahora era poco más que una cena/intercambio de regalos con mi familia… Y en cierta forma, eso es triste. Como gamer, ya la Navidad no tenía diferencia alguna del próximo día de pago.

Pero ahora que se acerca esta Navidad veo cosas que me hicieron cambiar de opinión, pensar que la Navidad gamer de la que siempre disfrutaba cuando era niño no para al volverme adulto.

Lo que dijiste cuando dije que la Navidad es acerca de compartir.

Lo que dijiste cuando dije que la Navidad es acerca de compartir.

Ver cosas como a Stephanie y Arquimedes que intercambiarían regalos y hasta forraban los juegos que compraban antes de Navidad solo para ponerlos bajo el árbol; ver al hermanito de mi novia diciéndome emocionado como Santa Claus ya le había dado el dinero a sus papas para que le compraran un Xbox para Navidad, y que estaba obligado a ir a visitarlo para jugar con él; incluso me puse a pensar en cómo le enseñaría a jugar Mario Kart a mi primita de 4 años en su 3DS… Todas estas cosas me hacen pensar que tal vez una Navidad gamer no son solo los regalos, sino compartirlos. En algún punto en el camino me volví tan cínico que simplemente ya no entendía que, por tan cliché como suene, la Navidad es acerca de compartir con tus seres queridos, y para nosotros los gamer esto no deja de ser verdad en ningún sentido.

Tal vez todo esto suene como noticias viejas para ustedes, pero yo soy hijo único, toda mi vida estuvo llena de singleplayers y si acaso un FIFA, Super Smash Bros. o Need for Speed para poder jugar cuando los amigos vinieran a visitar. Pero de ahora en adelante quiero compartir ese espíritu de una Navidad con videojuegos que hizo mi infancia tan feliz. Quiero ser un adulto con una Navidad gamer, que pueda disfrutar con mis seres queridos la emoción que sentía al romper ese papel de regalo y ver el juego que estaba esperando, y quisiera que tú también que lees esto lo compartas con tu gente.

Los videojuegos no son algo para guardar, sino para compartir. Así que hagamos de esta una Navidad multiplayer.

Y al final, en Hablemos en Bits encontré la familia gamer que siempre desee.

Y al final, en Hablemos en Bits incluso encontré una familia gamer con quién compartir estas fiestas.

Jaime Sugasty

Jaime Sugasty es un tipo simple. Gamer, cinéfilo, amante de la música electrónica y hace tremendos sandwiches. Un completo experto en Assassin's Creed, Halo y Dance Dance Revolution. Todavía esta esperando Star Wars Battlefront 3 y el día en que conocerá a Hideo Kojima-sama.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Episodio 12 (Que queremos en la próxima generación?)
Fonchifox, Aruki, Xuchilbara y el Bellacón Justiciero comparten su lista de lo que quieren en la próxima generación. Control Parental,
Read more.
Episodio 11 (Controversia de Epic Games Store)
 Epic vuelve a crear controversia. Necesitan todos los juegos modo fácil? Qué pasa cuando jugamos un título por demasiado tiempo?
Read more.
Episodio 10 (Errores de la Semana Pasada)
 Esta semana Fonchi intenta hacer un video musical, Arki muere!, Alexis se queja de los fanboys y Edgar viene hablando
Read more.
Episodio 9 (Google Stadia)
  ¿Qué opinamos del Google Stadia? Sony no tiene creatividad, El futuro de la industria y The Division 2, Hobbies
Read more.
Episodio 8 (Queremos Campañas!)
  Tetris ahora es Battle Royale!? Se están perdiendo las campañas, Nintendo nos emociona con el Nintendo Direct, Wargroove. Fonchi
Read more.
Episodio 7 (Apex Legends)
  Que tal el nuevo Battle Royale: Apex Legends? Dragon Quest XI, Adios al Wii Shop, Problemas de audio(XD), Retrocompatibilidad,
Read more.