Llorones, llorones!

Videojuegos! Analicemos esta palabra, Video+Juegos.

Al parecer a muchos se les ha olvidado la parte de “Juegos”. Esa pequeña parte donde “se supone” que tenemos que divertirnos. Por muchos años mi reloj despertador ha sido Alexis gritando estupideces mientras juega. Es un maldito juego!!!

“Pasa la bola!!!”, “Pero patea imbécil”, “Van Persie vas para afuera”. A ver, que tal si oprimes el maldito botón que envía estas órdenes a los personajes? A menos que uno esté jugando con algo como el Kinect, gritarle a la pantalla no sirve de nada. No hay una forma más cómoda de ocultar tu ineptitud que con una buena Excusa Gamer!

” A menos que uno esté jugando con algo como el Kinect, gritarle a la pantalla no sirve de nada.”

El control no tiene la culpa

Aveces me pregunto porqué tiene que pagar un inocente control de un mal juego. Me retuerzo al escuchar cada vez que alguien arroja el control por algún evento desfavorable en ese juego que supuestamente te está dando tanta diversión. Por décadas los inocentes controles han pagado el precio de la incompetencia gamer. DILE NO AL MALTRATO! Si conoces algún control en peligro por favor llama al 555-555-Controles-del-Mañana-3.

Al final del día cada quien se divierte a su manera, ya sea hablar solo como si tuvieras problemas mentales, gritarle a la pantalla, regañar a los personajes que seguramente te están entendiendo (Ohh si campeón!). Pero si tu hermano está durmiendo en el mismo cuarto, Cállate la Boca!

Escrito por: Alfonso Mootoo

Los dioses del gaming se unieron para crear al gamer perfecto, que estará en algún lugar y no tiene absolutamente nada que ver con nosotros. Por otro lado, fonchifox: amante de Monster Hunter, Virtua Fighter, juegos portátiles y los indies.