Mi molesto primito

A todos nos ha pasado alguna vez que algún hermanito, primito, vecinito, etc. nos ha pedido jugar con nuestras consolas y aunque nosotros no queramos prestárselas, lo hacemos porque inmediatamente sale nuestra madre a decirnos que se las prestemos. Luego es estresante verlos como juegan mal y aunque les digamos como hacerlo de la forma correcta, se meten más en el juego de lo que nosotros mismos lo hacemos y ni siquiera nos ponen atención.

Salta encima de la maldita tortuga!!

Salta encima de la maldita tortuga!!

En mi caso no tengo hermanos pero si tengo mi primito molesto, y digo molesto porque a pesar de que ya mi madre no me dice que le preste mis cosas, él empieza a molestarme hasta que me empiezo a estresar y no me queda mas que terminar prestándoselas. Lo que más me molesta es que no lee ninguna de las instrucciones que salen en pantalla y quita todos los videos de la historia para después preguntarme “Ian que hago?” y con todo el derecho que tengo yo le respondo estresado y de manera grosera: “Lee las malditas instrucciones, ponle atención a las malditas escenas y deja de estar preguntando pendejadas”.

[quote_center]”Lee las malditas instrucciones, y no jodas”[/quote_center]

Por estas situaciones gamer les recomiendo: cuando lleven sus consolas portátiles a aquella reunión familiar aburrida, no jueguen nunca cerca de estos niños pequeños, y aunque pensarán, “Me estas diciendo que no juegue y deje mi consola en mi bolsillo!?” Les digo que es mejor esto a que se estresen por cómo otra persona trata tu consola y con el riesgo a que dañe tu partida o la misma consola en sí.

Dañaste mi file!!

Dañaste mi file!!

Escrito por: Ian Alexander Lee

Un gamer de corazón que no cree en nada ni en nadie. Yo juego lo que me da la gana porque me da la gana. Súper fan de los RPG, no importa de que región sean, los disfruto de igual manera; sobre todo Pokémon, soy fan número 1 de la saga. Y espero algún día poder programar mi propio vídeojuego.