Mi retorcido cerebro gamer - 2

¡Oops creo que voy al infierno!

No tengo ni una duda. El problema es el por qué. No mato, ni robo, ni cometo adulterio (solo de pensamiento, ¡MALDITA CHUN LI, TE AMO!) Pero hace unas semanas atrás cometí un Gran Pecado del cual estoy seguro el único castigo posible es el mismísimo infierno. No fue mi culpa y estoy seguro que si estás leyendo este artículo hubieras cometido el mismo error que yo.

Museo de la Basílica

Museo de la Basílica

Tuve la oportunidad de ir a la Basílica de la Virgen de Guadalupe en México, DF. Uno de los lugares más bonitos y espirituales que he tenido la oportunidad de visitar. En cuanto entre a la Basílica escuché un órgano muy antiguo tocando música clásica y esto sumado al estilo neoclásico/barroco de la arquitectura del lugar hizo mi pequeño cerebro gamer volar. Saqué mi celular y empecé a grabar la Basílica por dentro pensando: “Esto es Castlevania” e imaginándome una pelea entre Dracula y yo en el altar. LO SIENTO, pero estoy seguro que no he sido el primero ni seré el último que lo ha hecho. La iglesia recibe 20,000,000 de visitantes al año, ¿se imaginan cuántos de esos deben ser gamers también?

Si esto no te acuerda a Castlevania nada lo hará,

Lo veo y pienso en Castlevania

Lo veo y pienso en Castlevania

Hay muchísimas cosas más que me acuerdan a Castlevania como cuando entro a algún edificio antiguo automáticamente me da hambre y suelo dirigirme a las escaleras en busca de pollo. Cada vez que escucho Power Metal o música clásica también cuando veo cuervos o paso por un cementerio pienso en Castlevania. Estoy tan influenciado con este juego que cuando veo alguna imagen de Drácula lo primero que pienso es en Castlevania. Drácula es mucho más antiguo que Castlevania. ¡Castlevania salió de Drácula!

No sé si es normal pero como esta hay muchas cosas que veo o me pasan en la vida real que me hacen acordarme a algún juego. Por ejemplo: cuando veo algún edificio en construcción me es casi imposible no mirar la esquina de la grúa y buscar un campero acostado ahí esperando a que pase algún incauto NOOB.

Wrestlemania XXXI

Wrestlemania XXXI

Mi enfermedad no termina ahí, hay miles de letreros, vayas u obstáculos que automáticamente al verlos pienso que son un buen lugar para tomar cobertura en caso de que se forme una balacera. Y cada vez que veo una soga y voy con mi novia la subo con el codo y hago como que piso otra soga imaginaria para que ella pase como si fuéramos a entrar a un ring de lucha.

Miles de veces cuando alguien me ha regalado algo que quería o me consiguen algo que necesitaba he abierto las piernitas y levantado los brazos mientras canto: la musiquita de Zelda cuando Link consigue un “ítem” nuevo: TU RIN TUN TIN!

Me la paso pensando que haría en el caso de un apocalipsis zombi mientras miro a mí alrededor buscando las “armas” que utilizaría para defenderme e igual que ustedes me imagino que sería como Chris Redfield o un Leon Kennedy en una situación como esa, cuando realmente todos sabemos que no duraríamos ni una semana.

Me gustan mucho Ivy Valentine, Sarah Bryant, Mai Shiranui, Bayoneta y como dije anteriormente estoy legítimamente enamorado de Chun Li. Lo peor de todo es que ya ni siquiera me importa si son humanas, podría fácilmente casarme con Felicia, Fran (la Viera de FF XII), Morrigan Aesland o Mileena.

DarkstalkersUltimate_HCdustjacket_front
Morrigan_Project_X_Zone

 

 

 

 

 

 

 

Siempre he querido vivir en Konoha y estudiar en Hogwarts. Ser un maldito ninja y salvar el mundo con mis katanas. Meter el último gol en el mundial. Soñe toda mi infancia con llegar en el Pilder, un Warthog, el carro de helado de Sweet Tooth, Metal Gear Rex, el Arwing o un Xwing Fighter a la escuela.

Maldito campero baja de ahí

Maldito campero baja de ahí

Así funciona mi retorcido cerebro gamer y realmente no estoy tratando de cambiarlo. No me da pena admitirlo solo quiero saber: ¿A cuántos de ustedes le pasa lo mismo?

 

Escrito por: Alexis Mootoo

Es el mejor jugador de Virtua Fighter en la historia de la bolita del mundo por los siglos de los siglos amen. Inventó el Chimichurri dulce y el Sega Dreamcast, la misma semana! Es tan guapo que las vacas duermen de pie! Apoyara a los Bills hasta que ganen el Super Bowl! No le gustan los camarones (Wakala), ni que le peguen con un bate.